Elaboración del pulque

May 31, 2015

 

La magia del pulque comienza en el maguey, una planta que llega a su madurez alrededor de los doce años.

La planta se tiene que preparar meses antes de poder extraer el aguamiel. La persona encargada del proceso se le llama tlachiquero.

 

El maguey debe ser castrado para producir aguamiel. Esto no interfiere en la reproducción de los magueyes, ya que cada maguey produce hijuelos.

 

El instrumento con el cual el tlachiquero extrae el aguamiel se llama acocote. Una vez extraído el aguamiel, el tlachiquero lo vacía en tinas y raspa la planta con una cuchilla para preparar una siguiente colecta. El maguey sella y alivia sus heridas con el aguamiel, así es que la cuchilla propicia mas producción. Al no raspar, la planta piensa que está recuperada y no produce mas aguamiel. Si el tlachiquero trabaja con empeño, cada planta puede producir aguamiel para varias colectas por día.

 

La tina llena de aguamiel va directo a vaciarse a un gran tinaco donde se conserva un pulque ya fermentado llamado “semilla” o “pulque madre”. La fermentación es casi inmediata, al vaciarse el aguamiel se ve la acción de las burbujas en apogeo.  El tiempo de fermentación depende de cada productor, pueden ser días o horas. El pulque se va probando y en cuanto llega al sabor deseado, se sirve y se comercializa. 

 

El problema con la comercialización es la embotellada, ya que el pulque se sigue fermentando y puede explotar. Lo más recomendable es disfrutar el pulque fresco y si se piensa llevar a casa, vaciarlo en alguna botella de plástico ya que el vidrio puede estallar y propiciar un accidente serio.

 

En mi próximo artículo hablaré sobre los beneficios del pulque.

 

Please reload

Featured Posts

Caldo de hueso… mi nuevo café de la mañana

July 19, 2015

1/5
Please reload

Recent Posts

April 6, 2015

March 20, 2015

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square